¿Cómo es el Infierno, el Purgatorio y el Cielo?




ÍNDICE:



1.    Introducción sobre el Infierno, Purgatorio y Cielo.
2.    Fuentes de las que proviene esta información.
3.    El Aviso como preludio de cuál sería el destino de nuestra alma.
          3.1. Fragmentos de mensajes relativos al Aviso y/o que engloban infierno, purgatorio y cielo aportando información al respecto.
4.    El Infierno:
          4.1. Visión del infierno según testimonio de Sor Faustina Kowalska.
          4.2. El infierno descrito por Sor Josefa Menéndez.
          4.3. Fragmentos de mensajes relativos al infierno.
5.    El Purgatorio
          5.1. Fragmentos de mensajes relativos al purgatorio.
6.    El Cielo.
          6.1. Fragmentos de mensajes relativos al cielo.






1. Introducción sobre el Infierno, Purgatorio y el Cielo


En este apartado, aporto información concreta sobre estos temas que para muchos son desconocidos o los consideran bajo una idea subjetiva, hecha a medida y equivocada de los mismos.

Conceptos como “Cielo, Purgatorio, Infierno, Diablo o Satanás, arcángeles, ángeles o ángeles caídos, demonios, principados, potestades, el Aviso, el Anticristo <1ª Bestia (Apo. 13:1-8)>, el Antipapa <2ª bestia (Apo. 13:9-17)>, etc.”, no son cuentos para niños; EXISTEN Y SON REALES.

Hay personas que niegan estos conceptos (incluidos algunos sacerdotes), y “es un muy grave error incurrir y difundir esta negación”, pues conlleva una enorme responsabilidad espiritual, especialmente para quien la predica, como también conlleva una repercusión espiritual para quien al escuchar dicha negación, la cree.

A modo de ejemplo, téngase en cuenta que “el mayor logro del Demonio, también llamado Diablo o Satanás (Apo. 12 : 9) ha sido hacer creer que no existía”. ¿Por qué? Porque si negamos la existencia del demonio o el infierno viviremos sin el Santo Temor de Dios, sin tomar las debidas precauciones ante el pecado, sin creer que nuestras acciones en este mundo puedan definir o determinar el destino de nuestra alma inmortal.





2. Fuentes de las que proviene esta información:


Antes de abordar este análisis sobre el Demonio, Infierno, Purgatorio y Cielo –que comenzaré por este orden- debido a que según nos indican los profetas (y a diferencia de lo que nos gustaría creer) la mayor parte de las almas van al Purgatorio o al Infierno y son muy escasas las que entran directamente al Cielo, citaré las fuentes que nos hablan sobre estos temas:

Del Demonio:
  • Nos habla la Biblia en diversas partes de la misma; fue incluso el propio demonio (no el mal –como algunos dicen-) el que tentó a nuestro Señor Jesucristo para que convirtiera las piedras en pan o se tirara del alero de la cornisa. Sabemos también que nuestro Señor o Sus apóstoles expulsaban demonios –y no se trataba de enfermedades mentales o ataques de epilepsia-. Por tanto, cuando en las Sagradas Escrituras se cita la palabra “demonio, Diablo o Satanás” no es una metáfora, un símil o un error, sino que expresa exactamente lo que quiere decir.
  • Nos habla y nos previene sobre el Demonio el estigmatizado Padre Pío de Pieltrecina, citando: El demonio es como perro encadenado; si uno se mantiene a distancia de él, no será mordido”.
  • También nos instruye al respecto el Padre Gabriel Amorth –recientemente fallecido en 2016- y exorcista oficial de la Santa Sede. ...Ir a ver video del Padre G. Amorth. Además, hay otros muchos testimonios de santos y personas que se han visto atacadas por el demonio o demonios a lo largo de sus vidas. Ténganse en cuenta que normalmente cuando una persona más se intenta acercar a Dios, más atacada es.
  • Los mensajes proféticos actuales y otros muchos textos a lo largo de la historia nos mencionan reiteradamente al demonio.



Sobre el Infierno:
  • Contamos en este estudio, principalmente con la descripción dada por Sor Faustina Kowalska y Sor Josefa Menéndez.
  • También hay numerosos testimonios de personas que han estado clínicamente muertas y que han vuelto a la vida, pues el Señor les ha dado una 2ª oportunidad y cuentan lo que experimentaron y vieron. Ya en el año 1975 el Doctor Raymond Moody escribió un famoso libro "Vida después de la Vida" que relataba casos de unos 250 pacientes que habían tenido esta experiencia. En este sentido, y en nuestros días, hay un testimonio impactante de la Doctora Gloria Polo. que encuentra en el apartado de “Videos y artículos importantes” de este blog. ...Ir a ver video de Dra. Gloria Polo. Es una grabación que todos deberíamos visionar. Hay personas que dicen que no creen en la otra vida o en el infierno porque “nadie que haya estado allí ha vuelto para contarlo”; pues como vemos, esto no es cierto.
  • Mensaje Luz de María, 21 Feb 2017: ¡Ay de los que se burlan de lo Divino!, conocerán las penas del infierno.


Sobre el Purgatorio:

Aporto diversos fragmentos de mensajes proféticos actuales, alguno de los cuales detalla y describe el purgatorio y sus niveles.


Sobre el Cielo:

Contamos especialmente con distintas referencia bíblicas que nos aportar alguna información, aunque escasa, al respecto:

> Ni ojo vio ni oído oyó ni vino a la mente del hombre lo que Dios ha preparado para los que Le aman. (1 Corintios 2 :9).
> También sabemos que los que “atemos en la Tierra, quedará atado en el Cielo y lo que desatemos en la Tierra, quedará desatado en el Cielo” (Mateo 18:18).
> Mensajes proféticos que citan el Cielo.
> Las parábolas bíblicas a través de las cuales nuestro Señor Jesucristo intentaba explicarnos semejanzas con el Reino de los Cielos. En este sentido, contamos con:
  • El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo...” (Mateo 13 : 24-30)
  • El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza...” (Mateo 13 : 31-32)
  • El Reino de los Cielos se parece a la levadura...” (Mateo 13 : 33-35)
  • El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido...” (Mateo 13 : 44-46).
  • El Reino de los Cielos se parece a una red barredera...” (Mateo 13 : 47-52).




3. El Aviso como preludio de cuál sería el destino de nuestra alma:


El Aviso es como una visión anticipada de lo que veremos y experimentaremos tras la muerte física; por eso es un último acto de misericordia del Cielo para con nosotros, pues ahí veremos cuál sería nuestro destino eterno si falleciéramos en ese momento, teniendo así la posibilidad de enmendar o corregir nuestro proceder. Desgraciadamente, no todas las almas sobrevivirán al Aviso. Por ello, de los fragmentos relativos al Aviso, podemos extraer ya algunas ideas previas concretas de lo que enfrentaremos, es decir, de cómo es el Cielo, el Purgatorio y el Infierno.


3.1. Mensajes relativos al Aviso o que engloban al Cielo, Purgatorio e Infierno y que nos aportan información al respecto:

Mensaje de Enoc, 9 Abr 2017: Vuestro paso por la eternidad cada vez está más cerca*. Cuando lleguéis, seréis juzgados por mi Tribunal Supremo y sabréis cuánto habéis amado y servido y cuánto habéis dejado de amar y servir. Al llegar, os estará esperando vuestro Ángel de la Guarda, para llevaros al Salón de la Justicia. Mi Madre estará allí, intercediendo por vosotros en compañía de las almas bienaventuradas. Después del juicio mis Ángeles os llevarán al sitio que os corresponde, según sea vuestra sentencia. Una pequeña minoría que se puede contar, irá al cielo; la inmensa mayoría de la humanidad, irá al purgatorio o al infierno.

El Cielo, el Purgatorio y el Infierno, son lugares espirituales donde van a parar las almas después del tránsito por este mundo. Quiero aclararos esto: no son estados, son lugares. Así como ocupáis espacios en este mundo, así también lo es en la eternidad, con la diferencia de que los espacios son espirituales creados para albergar almas.

En síntesis:

  • El infierno es un lugar espiritual de tormento y fuego que quema y no se extingue, donde van a parar las almas que se rebelaron contra Dios.
  • El purgatorio es un lugar espiritual de purificación de amor o de fuego purificador.
  • El Cielo es un lugar espiritual de Amor, Paz, Gozo y Plenitud, en compañía de Dios.

Os explico todo esto para que toméis conciencia del lugar adonde queréis ir cuando lleguéis a la eternidad.

María Santísima a Luz de María, 31 Mar 2017: EL INSTANTE EN QUE SERÁN EXAMINADOS POR EL MISMO AMOR QUE USTEDES HAN ENTREGADO Y POSEEN, SE ACERCA. Mirarán, vivirán, padecerán por sus malas acciones, y el lamento será fuerte. Por más grandes e impensables que sean los pecados cometidos, ustedes caminan con la impronta Divina, por ello les llamo al arrepentimiento para que salven el alma.
La soledad les invadirá y les calará hasta los huesos, vivirán la verdadera soledad, la que no han experimentado nunca antes, se examinarán a sí mismos. El dolor por cada ofensa cometida en contra de la Voluntad Divina la vivirán como si la estuvieran realizando en ese mismo instante, sin nadie que les defienda ni ustedes mismos. Mi Corazón se duele ante Mis hijos. Luego de pasado el Aviso, algunos se enfurecerán en contra de Dios y la crueldad será mayor hacia Mis hijos.

Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 19 Feb 2017: Ustedes vivirán lo que ninguna generación anterior ha vivido, desde grandes avances del hombre hasta la purificación del mismo: el gran acto de Mi Misericordia para con el hombre en el Aviso y en el Milagro. Ambos prodigios harán que el poder de Mi Casa se desborde para que el Resto Santo se purifique más.

Mensaje de Enoc, 12 Feb 2017: En vuestro paso por la eternidad voy a llevar a todas las familias tibias y alejadas de mí al infierno, para que vean el estado en que se encuentran las familias que ya se condenaron y que como ellas, sólo anduvieron en este mundo preocupadas por las cosas materiales y vivían apartadas de Dios. Quiero con esto, hacer que recapaciten para que al regresar tomen conciencia, vuelvan a Dios y alcancen la salvación. ¡Me entristece ver caer en el abismo a tantas familias. De nuevo os digo: preparaos porque está llegando el tiempo en que pasaréis por la eternidad.

Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 14 Jul 2016: El alma es inmortal en el Cielo o en el infierno, tomen conciencia de esto para que el obrar y actuar sea acorde a Nuestra Voluntad, para que gocen de la Vida Eterna.

Fragmento del Libro “El Reinado Eucarístico. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús, 7 Nov 2012:
Para los Últimos Tiempos está reservado el Mensaje más Tierno. Y Yo te lo he (reservado, comunicado) a ti. Por eso, amada, debes alegrarte, y que se alegren contigo todos los que buscan ayudarte, porque Yo les prometo las mismas Gracias reservadas para ti. Por ayudarles, por ayudar a esta Obra.
No me refiero a Locuciones, porque ésas son sólo para ti, amada mía, en intimidad tú y Yo, tuya y Mía, sólo los dos.
Me refiero a todo lo que va parejo a esto: gracias eucarísticas, prosperidad en sus empresas, protección especial del Cielo, perseverancia continua, luces espirituales, luces en el entendimiento, fortaleza en el espíritu, longanimidad, (...) de ánimo. Y que se les adjudique la salvación de miles de almas, y que esto les sea contado para la eternidad. Incluso su protección para sus seres queridos, la evitación del infierno para ellos y la perseverancia final.

María Santísima a Luz de María, 26 Oct 2011: Existe el bien y existe el mal. Existe el Cielo. Existe el infierno.

Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 3 Feb 2011:
Instante es el que vive esta generación, instante de premura espiritual. El demonio, enemigo de las almas, busca presas, utilizándolas para dividir. La humanidad camina sin esa conciencia de la existencia del fuego eterno: "infierno", en donde el mayor tormento es "la ausencia total y absoluta de Mi Presencia". Niegan la existencia del Purgatorio, niegan la existencia de Mi Casa, de la felicidad eterna.

Fragmento del Libro “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús 6 Oct 2003:
Los hombres vivís, hija mía, como si no hubiera Infierno ni Gloria, alejados de la Mano de Dios.
Infierno: como si no existiera la posibilidad de condenaros.
Gloria: como si no fuera posible alcanzar más o menos gloria para el Cielo aquí en la tierra.
Algo así como si todos gozarais de una dicha más o menos homogénea después de pasar vuestros días en la tierra. A todos más o menos lo mismo. Pero no hay nada más lejos de mi Doctrina.
Marga, ¿no te parecería injusta esa retribución?




4. El Infierno:


4.1. VISIÓN DEL INFIERNO SEGÚN TESTIMONIO DE SANTA FAUSTINA KOWALSKA

Santa Faustina Kowalska, monja polaca canonizada por el Papa San Juan Pablo II vio el Infierno en 1936. Aquí está lo que cuenta en su diario:


Hoy fui llevada por un Ángel a las profundidades del Infierno. Es un lugar de gran tortura; ¡qué imponentemente grande y extenso es! Estos son los tipos de torturas que vi:

  • La primera tortura que constituye el Infierno es la pérdida de Dios.
  • La segunda es el eterno remordimiento de conciencia.
  • La tercera es que la condición de uno nunca cambiará.
  • La cuarta es el fuego que penetra el alma sin destruirla; es un sufrimiento terrible, ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por el enojo de Dios.
  • La quinta tortura es la continua oscuridad y un terrible olor sofocante y, a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros y ven todo el mal, el propio y el del resto.
  • La sexta es la compañía constante de Satanás.
  • La séptima es la horrible desesperación, el odio de Dios, las palabras viles, maldiciones y blasfemias.

Éstas son las torturas sufridas por todos los condenados juntos, pero esos no son los únicos sufrimientos. Hay torturas especiales destinadas para las almas particulares. Éstos son los tormentos de los sentidos. Cada alma padece sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la forma en que ha pecado. Hay cavernas y hoyos de tortura donde una forma de agonía difiere de otra. Yo me habría muerto ante la visión de estas torturas si la omnipotencia de Dios no me hubiera sostenido. Debe el pecador saber que será torturado por toda la eternidad, en esos sentidos que suele usar para pecar. Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma pueda encontrar una excusa diciendo que no hay ningún Infierno, o que nadie ha estado allí, y que por lo tanto nadie puede decir cómo es.

Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, he visitado los abismos del Infierno para que pudiera hablar a las almas sobre él y para testificar sobre su existencia. No puedo hablar ahora sobre él; pero he recibido una orden de Dios de dejarlo por escrito. Los demonios estaban llenos de odio hacia mí, pero orden de Dios tuvieron que obedecerme. Lo que he escrito es una sombra pálida de las cosas que vi. Pero noté una cosa: que la mayoría de las almas que están allí son de aquéllos que no creyeron que hay un Infierno. Cuando regresé, apenas podía recuperarme del miedo. ¡Cuán terriblemente sufren las almas allí! Por consiguiente, oro aún más fervorosamente por la conversión de los pecadores.



Encontramos otra descripción más detallada del infierno en el testimonio dado por Sor Josefa Menéndez; es la siguiente:


4.2. EL INFIERNO DESCRITO POR SOR JOSEFA MENÉNDEZ:

Jesucristo se le apareció a menudo durante los años 1921-22 y 23 a la hermana Josefa Menéndez, una monja de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús. Sus Memorias están publicadas en un libro de más de 500 páginas titulado: el Camino del Amor Divino.
Sor Josefa Menéndez
En este Libro se explica el empeño de Jesús en salvar nuestras almas. En la vida de Sor Josefa tuvo lugar un fenómeno muy raro en la vida de los santos: conocer en carne propia los sufrimientos del infierno. Dios permitió al diablo que la bajase hasta el infierno.
Allá, pasa largas horas, algunas veces una noche entera, en una indescriptible agonía. A pesar de que fue llevada al infierno más de un centenar de veces, a ella le parece que cada vez es la primera, y cada una le semeja tan larga como una eternidad. Soporta todas las torturas del infierno, con una sola excepción: el odio a Dios.
A pesar de todo, cuando tras una larga espera vuelve a la vida, destrozada y agotada, con su cuerpo agonizante por el dolor, ella no se fija en el sufrimiento, por muy severo que sea, si con ello consigue salvar un alma de aquella espeluznante caverna de tormentos. A medida que empieza a respirar mejor, su corazón estalla de alegría al saber que aún puede amar al Señor.
Sor Josefa escribe con gran reticencia sobre el tema del infierno. Ella lo hizo solamente para conformar los benditos deseos de Nuestro Señor.
Nuestra Señora le dijo el 25 de octubre de 1922: "Todo lo que Jesús te da a ver y a sufrir de los tormentos del infierno es para que puedas hacerlos conocer al mundo. Por lo tanto, olvídate enteramente de ti misma, y piensa en la gloria de la salvación de las almas."
Ella repetidamente testifica sobre el mayor tormento del infierno: Una de estas almas condenadas gritó con desesperación: "Esta es mi tortura... que deseo amar, y no puedo hacerlo; no hay nada que salga de mi excepto odio y desesperación. Si uno de nosotros pudiese hacer tanto como un simple acto de amor... esto ya no sería el infierno, pero no podemos”.
"Algunos gimen a causa del fuego que quema sus manos. Quizás ellos eran ladrones, porque dicen: "¿Donde está nuestro botín ahora?... Malditas manos... ¿Por qué deseé poseer lo que no era mío... y que en cualquier caso, sólo podría haber poseído por unos pocos días?"
Otros maldicen sus lenguas, sus ojos... cualquier miembro que fuese la ocasión con la que pecaron... "¡Ahora, oh cuerpo, estás pagando el precio de los placeres con que te regalaste a ti mismo!... ¡¡¡Y todo ello lo hiciste por tu propia y libre voluntad...!!!." (2 de abril 1922)
"Me pareció que la mayoría se acusaba a sí mismos de pecados de impureza, de robo, de comercio fraudulento; y la mayor parte de los condenados están en el infierno por estos pecados." (6 de Abril de 1922).
"Algunos acusan a otras personas, otros a las circunstancias, y todos maldicen las ocasiones de su condenación." (Septiembre de 1922).
"Vi a mucha gente del mundo terrenal caer dentro del infierno, y ahora las palabras no pueden describir ni por asomo sus horribles y espantosos gritos: 'Condenado para siempre... Yo me engañaba a mi mismo... Estoy perdido... ESTOY AQUÍ PARA SIEMPRE JAMÁS'."
"Hoy vi un vasto número de gente caer dentro del ardiente abismo... Parecían unos vividores acostumbrados a los placeres del mundo, y un demonio gritó con estruendo: "El mundo está maduro para mí... Yo sé que la mejor manera de conseguir el control de las almas es acrecentar su deseo por la diversión y el disfrute de los placeres... ""Y sobre todo nada de humildad para mí, sino que déjame disfrutar a mis anchas...". Esta clase de palabras asegura mi victoria... y ellos mismos se lanzan en multitudes al fondo del infierno"." (4 de octubre de 1922)
"Hoy", escribe Josefa, "no bajé al infierno, sino que fui transportada a un lugar donde todo estaba oscuro, pero en el centro había un enorme y espantoso fuego rojo. Me dejaron inmóvil y no podía hacer ni el más mínimo movimiento.
Alrededor de mí había siete u ocho personas, sus cuerpos negros estaban desnudos, y yo podía verlos sólo por los reflejos del fuego.
Estaban sentados y hablaban. "Un diablo dijo a otro: "Tenemos que ser muy cuidadosos para que no nos perciban. Podríamos ser fácilmente descubiertos". "El diablo respondió: "Insinuaos procurando que el descuido y la negligencia se apoderen de ellos, pero manteniéndoos en la sombra, para que no os descubran... gradualmente, ellos se volverán más y más descuidados, indiferentes al bien y al mal, sin ningún tipo de compasión ni amor, y vosotros seréis capaces de inclinarlos hacia el mal. Tentad a estos otros con la ambición, con el amor por sí mismos, que no busquen nada más que su propio interés, CON ADQUIRIR RIQUEZAS SIN TRABAJAR... de forma legal o no. Excitad a aquellos otros hacia la sensualidad y el amor al placer. Dejad que el vicio los ciegue"."(Aquí usaron palabras obscenas)
"Y con el resto... explorad sus corazones... así conoceréis sus inclinaciones... haced que amen apasionadamente... Actuad sin ningún escrúpulo... no descanséis... no tengáis piedad... El mundo debe ir hacia la condenación... y que las almas no se me escapen.
¡Dejad que ellos mismos se junten en sus comidas! Eso lo pondrá todo más fácil para nosotros. Dejadlos que vayan a sus banquetes. El amor al placer es la puerta por la que vosotros os apoderaréis de ellos... Y esas almas ya no serán capaces de escapar de mí"."
Añadió cosas tan horribles que nunca podrían ser escritas ni dichas. Luego, como sumergidos en un remolino de humo, se desvanecieron. (3 de febrero de 1923) El demonio gritaba rabiosamente por un alma que se le escapaba:
"Llenad su alma de miedo, llevadla a la desesperación. ¡Si ella pone su confianza en la misericordia de ese... (aquí usó palabras blasfemas contra Nuestro Señor). todo estará perdido! Pero no; llévala a la desesperación, no la dejéis ni por un instante, por encima de todo, haced que se desespere..."

Entre otras cosas, decía: "¿Es posible que tales enclenques criaturas tengan más poder que yo, que soy tan poderoso?... Debo enmascarar mi presencia, trabajar en la sombra, cualquier esquina será buena para tentarlos... susurrando a un oído... en las hojas de un libro... debajo de una cama... Algunas almas no me prestan atención, pero hablaré y hablaré, y a fuerza de hablar, alguna palabra quedará... ¡Sí, debo ocultarme en lugares en los que no pueda ser descubierto!" (7, 8 febrero de 1923)
Josefa, en su retorno desde el infierno, notó lo siguiente:
"Vi varias almas caer dentro del infierno, y entre ellas estaba una niña de quince años, maldiciendo a sus padres por no haberle hablado del temor de Dios ni por haberla avisado de que existía un lugar como el infierno. Su vida fue muy corta, decía ella, pero llena de pecado, porque ella le concedió hasta el límite todo lo que su cuerpo y sus pasiones le pedían en el camino de su autosatisfacción.
"Los ruidos de confusión y blasfemias no cesan ni por un sólo instante. Un nauseabundo olor asfixia y corrompe todo; es como el quemarse de la carne putrefacta, mezclado con alquitrán y azufre... una mezcla a la que nada en la Tierra puede ser comparable". (4 de septiembre de 1922).
"La noche del miércoles al jueves 16 de marzo, serían las diez, empecé a sentir como los días anteriores ese ruido tan tremendo de cadenas y gritos.
En seguida me levanté, me vestí y me puse en el suelo de rodillas. Estaba llena de miedo. El ruido seguía; salí del dormitorio sin saber a dónde ir ni qué hacer. Entré un momento en la celda de Nuestra Beata Madre... Después volví al dormitorio y siempre el mismo ruido. Sería algo más de las doce cuando de repente vi delante de mí al demonio que decía: "atadle los pies... atadle las manos". Perdí conocimiento de dónde estaba y sentí que me ataban fuertemente, que tiraban de mí, arrastrándome. Otras voces decían: "No son los pies los que hay que atarle... es el corazón". Y el diablo contestó; ese no es mío. Me parece que me arrastraron por un camino muy largo.
Empecé a oír muchos gritos, y en seguida me encontré en un pasillo muy estrecho. En la pared hay como unos nichos, de donde sale mucho humo pero sin llama, y muy mal olor. Yo no puedo decir lo que se oye, toda clase de blasfemias y de palabras impuras y terribles. Unos maldicen su cuerpo... otros maldicen a su padre o madre... otros se reprochan a ellos mismos el no haber aprovechado tal ocasión o tal luz para abandonar el pecado. En fin, es una confusión tremenda de gritos de rabia y desesperación.
Pasé por un pasillo que no tenía fin, y luego, dándome un golpe en el estómago, que me hizo como doblarme y encogerme, me metieron en uno de aquellos nichos, donde parecía que me apretaban con planchas encendidas y como que me pasaban agujas muy gordas por el cuerpo, que me abrasaban. En frente de mí y cerca, tenía almas que me maldecían y blasfemaban. Es lo que más me hizo sufrir... pero lo que no tiene comparación con ningún tormento es la angustia que siente el alma, viéndose apartada de Dios.
"Me pareció que pasé muchos años en este infierno, aunque sólo fueron seis o siete horas... Luego sentí que tiraban otra vez de mí, y después de ponerme en un sitio muy oscuro, el demonio, dándome como una patada me dejó libre.
Veo con mucha claridad que todo lo del mundo no es nada en comparación con el dolor del alma que no puede amar, porque allí no se respira más que odio y deseo de la perdición de las almas".(...) "Cuando entro en el infierno, oigo como unos gritos de rabia y de alegría, porque hay un alma más que participa de sus tormentos.
No me acuerdo entonces de haber estado allí otras veces, sino que me parece que es la primera vez. También creo que ha de ser para toda la eternidad y eso me hace sufrir mucho, porque recuerdo que conocía y amaba a Dios, que estaba en la Religión, que me ha concedido muchas gracias y muchos medios para salvarme... ¿Qué he hecho para perder tanto bien...? ¿Cómo he sido tan ciega...? ¡Y ya no hay remedio...! También me acuerdo de mis Comuniones, de que era novicia, pero lo que más me atormenta es que amaba a Nuestro Señor muchísimo... Lo conocía y era todo mi tesoro... No vivía sino para Él... ¿Cómo ahora podré vivir sin Él...? Sin amarlo.., oyendo siempre estas blasfemias y este odio... siento que el alma se oprime y se ahoga... Yo no sé explicarlo bien porque es imposible".
Más de una vez presencié la lucha encarnizada del demonio para arrebatar a la misericordia divina tal o cual alma que ya creía suya. Entonces los padecimientos de Josefa entran, a lo que parece, en los planes de Dios, como rescate de estas pobres almas, que le deberán la última y definitiva victoria, en el instante de la muerte.
El olor que hay tan malo, no se puede respirar, pero todo esto no es nada en comparación del alma, que conociendo la bondad de Dios, se ve obligada a odiarle y, sobre todo, si le ha conocido y amado, sufre mucho más...".
Josefa despedía este hedor intolerable siempre que volvía de una de sus visitas al infierno o cuando la arrebataba y atormentaba el demonio: olor de azufre, de carnes podridas y quemadas que, según fidedignos testigos, se percibía sensiblemente durante un cuarto de hora y a veces media hora; Y cuya desagradable impresión conservaba ella misma mucho más tiempo todavía.
"Oí a un demonio, del cual había escapado un alma, forzado a confesar su impotencia. 'Desconcertante... ¿cómo pueden hacer para que se me escapen tantas? Eran mías' (y enumeró sus pecados)... 'Trabajé muy duramente, y aún así se escaparon entre mis dedos... Alguien debe estar sufriendo y reparando por ellos.'"
"La meditación del día fue sobre el Juicio Particular de las almas religiosas. Yo no podía liberar mi mente de este pensamiento, a pesar de la opresión que sentía. De pronto, me sentí rodeada y oprimida por un gran peso, de tal forma que en un instante, vi más claramente que nunca antes lo maravillosa que es la santidad de Dios y Su aborrecimiento del pecado.
"Vi en un instante mi vida entera, desde mi primera confesión hasta este día. Todo me fue vívidamente presentado: mis pecados, las gracias que recibí, el día que entré en religión, mis vestidos de novicia, mis primeros votos, mis lecturas espirituales, mis tiempos de oración, los avisos que me fueron dados, y todas las ayudas de la vida religiosa. Imposible describir la confusión y la vergüenza que una alma siente en ese momento, cuando se da cuenta: 'todo está perdido, y estoy condenada para siempre.'"
Como en sus anteriores descensos al infierno, sor Josefa nunca se acusaba a sí misma de ningún pecado específico que pudiera haberla conducido a tal calamidad. Nuestro Señor había proyectado únicamente que ella sintiera las consecuencias, si hubiera merecido tal castigo. Sor Josefa escribió: "Instantáneamente, me encontré a mí misma en el infierno, pero no arrastrada allí como antes. El alma se precipita allí ella misma, como si fuera para esconderse de Dios y así ser libre de odiarlo y maldecirlo.
"Mi alma se precipitó en las profundidades abismales, cuyo fondo no puede ser visto, porque es inmenso... al mismo tiempo que oí a otras almas riéndose y alegrándose de verme compartir sus tormentos. Fue martirio suficiente oír las terribles imprecaciones provenientes de todas partes, pero que no puede ser comparado con la sed de lanzar maldiciones que se apodera de las almas, y cuanto más se maldice, más se desea maldecir y más aumenta esta sed.
"Vi el infierno como siempre antes, los largos corredores oscuros, las cavidades, las llamas... Oí las mismas blasfemias e imprecaciones, porque - y de esto he escrito ya antes - a pesar de que no eran visibles formas corporales, los tormentos se sentían como si estuvieran presentes, y las almas se reconocen las unas a las otras. Una dijo: 'Hola, ¿tú por aquí? ¿Y estás tú como nosotros?
Un sacerdote decía: "trago veneno porque usé dinero que no era mío... el dinero que me daban por las misas que no ofrecí".
Otro decía que había pertenecido a una sociedad secreta que había traicionado a la Iglesia y a la religión. Y que había sido sobornado para cometer toda clase de terribles profanaciones y sacrilegios.
Y otro más decía que había sido condenado por asistir a diversiones obscenas, tras las cuales no debería haber celebrado la Misa... y que él había pasado unos siete años así.



4.3. FRAGMENTOS DE MENSAJES RELATIVOS AL INFIERNO:
Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 25 Ene 2017: EL MAL DEL INFIERNO TOMÓ UNA NUEVA ESTRATEGIA: INFESTAR A MI IGLESIA, TRABAJANDO ARDUAMENTE DESDE LOS SEMINARIOS PARA CONSTITUIR LA FALSA IGLESIA AL SERVICIO DE LA OSCURIDAD Y QUE SE REBELA CONTRA LOS PRINCIPIOS DE NUESTRA LEY DIVINA.

María Santísima a Luz de María, 30 Nov 2016: LA ÉLITE PODEROSA QUE MANIPULA A TODA LA HUMANIDAD PREPARA LA PRESENTACIÓN DEL ANTICRISTO Y ESTA ES LA URGENCIA MÍA PARA QUE USTEDES, MIS HIJOS, NO SEAN ENGAÑADOS, pues aquellos que desconozcan estas Profecías serán engañados vilmente, confundidos hasta el hartazgo y llevados a caer en el fuego del infierno porque despreciarán a Mi Hijo y amarán al impostor.
Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 13 Nov 2016: PUEBLO MÍO, LUCHAS CONTRA ESPÍRITUS DEL MAL QUE VAGAN POR LA TIERRA PERVIRTIENDO A LOS HOMBRES, ROBANDO LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS; SON DEMONIOS SALIDOS DEL MISMO INFIERNO, QUE ARDEN DE ENVIDIA AL MIRARLES A USTEDES ADORÁNDOME, RECIBIÉNDOME, LABORANDO PARA MI REINO, ANUNCIANDO A SUS HERMANOS EL INSTANTE EN QUE SE ENCUENTRAN.

María Santísima a Luz de María, 18 Oct 2016: En este instante tienen que aferrarse a lo que es bueno a los Ojos de Dios y aferrarse a la Ley de Dios no a las tibias interpretaciones que algunos de Mis hijos dan de lo que es la Ley de Dios y que llevan a que el hombre pierda la Vida Eterna, negando la Justicia Divina, negando la existencia del infierno, negando la purificación de la Humanidad pecadora. Mi Hijo es Misericordia para con el que busca la Misericordia y hace firme propósito de enmendar el camino. Mi Hijo es Misericordia con el que se arrepiente.

Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 9 Ago 2016: Como cae en grave error quien proclame que la pena del infierno termina por Misericordia Divina, esto es contrario a la Sagrada Escritura. La voluntad humana es libre para acoger el bien o el mal.
María Santísima a Luz de María, 29 Jul 2016 –comentario del instrumento-: En medio del caos actual, la tesis que venden al hombre algunos en este instante de que el mal no existe, ni el infierno, ni el demonio, desestiman las fuertes vivencias místicas de grandes Santos y hasta Padres de la Iglesia que fueron llevados por Cristo y Nuestra Madre a mirar y a vivir esta realidad espiritual que se niega: la existencia del demonio, del mal y del infierno.

María Santísima a Luz de María, 31 Ene 2016: Algunos de Mis Hijos Predilectos caminan con tal arrogancia que no les permite retroceder, y en ocasiones la incongruente guía con que encaminan al Pueblo de Mi Hijo, es la puerta para que este Pueblo se aleje y busque refugio en satanás, negando el pecado, negando el mal, negando el infierno como lugar de pena, negando la Ley de Dios, negando la Cruz, negándome como Madre de la humanidad.

María Santísima a Luz de María, 28 Ene 2016: LA PERDICIÓN DE LA HUMANIDAD LLEVA A QUE CANTIDAD DE ALMAS CAIGAN EN EL INFIERNO.

Fragmento mensaje del Libro “El Reinado Eucarístico. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje Jesús 23 Sep 2015:
Dios habla del infierno, no para enviar a todos los hombres a él, sino para lograr salvar a todos los hombres de él.
Dios habla de predicción de acontecimientos y catástrofes, ¡y ojalá que éstas no sucedan!, si la gente se convierte. Pero se trata de lograr, por medio de las predicciones, que las almas se conviertan, y así no enviar los acontecimientos de catástrofes. Todavía muchos no entendéis esto.

Fragmento de Libro “El Triunfo de la Inmaculada. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús 22 Jul 2012:
En la vida futura, cuerpo y alma irán al unísono. No habrá esta posible dualidad que se os presenta ahora: santas y limpias apariencias, y almas podridas. Si vuestra alma está podrida, se pudrirá con vuestro cuerpo en la eternidad.
Querríais ver las bellezas actuales, mas llenas de podredumbre interna, cómo se pudren con sus cuerpos eternamente. La fealdad corporal, la monstruosidad.
Aquella parte de su cuerpo con la que más haya pecado o más objeto de pecado haya sido para otros, más monstruosa se presentará para otros también por toda la eternidad.
Los domingos a Misa la gente viene más arreglada que nunca. Yo, lo que contemplo es puros muertos vivientes, que se dirigen al altar del sacrificio.
Condenación que acarrear más y más profunda sobre sí mismos al comulgar así en pecado. Infierno más profundo para esa alma. Los demonios, a su alrededor, hacen fiesta al comulgar. Porque todo el infierno se regocija en ellos.
Los que lean este Libro, entenderán. ¡Al menos ésos! Ayúdame a salvar al menos esta porcioncita de gente elegida. Ayúdame a salvar al menos un pequeño Resto.

Fragmento del Libro “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús 14 Ene 2002:
¡Pobre jóvenes, entregados al placer y al vicio! Se hacen adorar por sus semejantes, pronto despertarán de su sueño adormecedor lanzando gritos de espanto porque lo harán en el mismo infierno. ¡Ay cuántas culpas se echarán entonces unos contra otros!, ¡Cómo maldecirán y se oirán sus lamentos contra sus padres y parientes mayores, que sólo les enseñaron el odio y el desenfreno de las pasiones en esta vida y les hicieron esclavos del mismo Satanás!
Pero Yo mandaré a llamar a las mamás y les diré: “¿Qué hicisteis con el hijo de mis Entrañas? Sí, ése que paristeis, no el que arrojasteis al cubo de la basura, porque ése ya está Conmigo, lo recogí Yo mismo en el momento en el que le arrebatasteis la vida.
Fragmento de Libro “El Triunfo de la Inmaculada. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de la Virgen, 31 Dic 2009:
Hoy, en el infierno, se celebra el año de la aprobación del Aborto Libre en España. A partir de hoy, el Demonio huye desatado del infierno y pasa a morar ya con vosotros en la tierra, plenamente, porque le habéis dado ya el cetro. Este es el Año del Congreso Eucarístico. Retén estos dos datos.




5. El Purgatorio:


5.1. FRAGMENTOS DE MENSAJES RELATIVOS AL PURGATORIO:
Mensaje de Enoc, 9 Abr 2017: El purgatorio es un lugar de purificación. Está dividido en tres niveles: alto, medio y bajo y en cada nivel hay diferentes lugares de expiación.

El purgatorio alto y medio, es un lugar de purificación de amor, donde las almas sufren por no estar en la presencia de Dios. El primer purgatorio (el alto) es visitado por mi Madre y mis Ángeles y Ella, mi Madre, es la encargada de subir las almas al cielo cuando ya han terminado su purificación. El segundo purgatorio (el medio), sólo es visitado por mi Amado Miguel; Él, es el Guardián de las almas y baja a este lugar para llevar almas al primer purgatorio, en su fiesta o cada vez que la Divina Voluntad de Dios, así lo disponga. La Santa Intercesión de mi Madre en favor de las almas, es la que hace que muchas suban al cielo y otras sean libradas del fuego eterno.

El tercer purgatorio (el bajo) es un lugar de fuego abrasador, fuego de purificación que quema toda la maldad y el pecado. Allí a las almas se les recuerda toda la maldad y el pecado que cometieron y toda la falta de amor que no tuvieron para con Dios y sus hermanos en este mundo. Es un lugar de oscuridad y purificación, donde las almas luchan con los demonios que las hicieron caer y casi perder. Al tercer purgatorio van las almas que en este mundo estuvieron apartadas de Dios y vivían en el pecado. Pero había alguien que oraba por ellas, o alcanzaron a pedir perdón antes de morir, o eran devotas de mi Madre y llevaban su escapulario, o el poder del Rosario de mi Madre o de mi Misericordia por las almas, les alcanzó para que no se perdieran eternamente. Quiero deciros hijos míos, que las misas y obras de caridad que hagáis por estas almas del tercer purgatorio, sólo les servirán para fortalecerlas en su lucha espiritual. Estas son las almas más necesitadas, para que oréis muy especialmente por ellas.

Mensaje de María Santísima a Luz de María, 1 Nov 2016: (Día de los difuntos). En este día llego al Purgatorio, y llevo conmigo a la Presencia Trinitaria gran número de almas, por Misericordia Divina. No olviden orar por los difuntos, las oraciones son luz y gran consuelo para quienes se encuentran en el Purgatorio.

Fragmento del Libro “El Reinado Eucarístico. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de la Virgen María, 15 May 2013:
(Oigo algo que no viene a cuento).

Una voz de una chica joven dice tranquilamente: «Qué mal huele»

> Marga: ¿Por qué dice esa alma «qué mal huele»?
Está en el Purgatorio. Te acompaña. Es para que veas cómo te rodean las realidades sobrenaturales. Sobro todo aquí, en la Iglesia, donde está Jesús, os acompañan las almas del Purgatorio y las almas de los Santos. Las del Purgatorio están más cerca de vosotros de lo que podáis imaginar. Es como si ellas estuvieran aquí, entre los bancos, y con vosotros. Y las del Cielo allí, cerca del Sagrario. Ayúdame a sacarla. Está en un estrato muy elevado del Purgatorio. Sólo necesita un empujón.
(La Virgen alargó su mano, y parecía que la mía iba con la de Ella, y tiró de algo)
Ya está, ya está conmigo. Gracias, Marga. Por tu obediencia de venir hoy aquí, Yo la he sacado. Te estará eternamente agradecida.

María Santísima a Luz de María, 2 Nov 2011 (en referencia al 1 de Noviembre –día de los difuntos-): Hoy es día en que libero del Purgatorio a infinidad de almas.

Mensaje de María Santísima a Luz de María, 7 May 2011: La negación de la existencia del Purgatorio y del infierno han calado hondo en la humanidad, en instantes en que para el hombre, “nada es pecado”, cuando éste ha traspasado la Bóveda del Cielo.

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a Luz de María, 3 Feb 2011: La humanidad camina sin esa conciencia de la existencia del fuego eterno: "infierno", en donde el mayor tormento es "la ausencia total y absoluta de Mi Presencia". Niegan la existencia del Purgatorio, niegan la existencia de Mi Casa, de la felicidad eterna.




6. El Cielo.


6.1. FRAGMENTOS DE MENSAJES RELATIVOS AL CIELO:
María Santísima a Luz de María, 23 Abr 2016:
No todo aquel que dice: ¡Señor, Señor! entrará en el Reino de los Cielos” (Mt 7, 21) porque el Cielo se gana con las obras y los actos en esta Tierra. Mi Hijo no regala el Cielo, Mi Hijo es grande en misericordia, “…es lento a la cólera…” (Salmo 103, 8), pero Mi Hijo no regala el Cielo, por más que les ame, NO REGALA EL CIELO ASÍ COMO NO APLICA SU JUSTICIA INNECESARIAMENTE.
Fragmento del Libro “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús 9/1/2002:
Solos no podéis hacer nada. Caed en la cuenta que debéis venir a Mí si queréis ser felices, que tenéis que tener trato conmigo si vuestra alma anhela ir al Cielo, morada eterna donde Yo me manifestaré más abiertamente por fin a vosotros, y podré abrazaros diciéndoos: Estáis con Dios, estáis conmigo, se acabaron vuestras penas. Yo Soy lo que buscabais y aquí estoy para ti. Ven a estrecharte contra Mí en este abrazo de Amor para fundirnos en un Corazón, por toda la eternidad. Y vivid eternamente felices.

Fragmento del Libro “El Triunfo de la Inmaculada. Dictados de Jesús a Marga”. Mensaje de Jesús 21/6/2009:
El triunfo os corresponde en el Cielo. Mientras, estáis apuntados a una derrota. La derrota es aparente y transitoria. Muy transitoria. De tres días. Tan transitoria como lo fue mi Muerte hasta mi Resurrección. Pero es derrota y Muerte al fin. Sin ella, no hay Resurrección.
El que no haya entendido que seguirme a Mí es Cruz, que se vaya. Es por la Cruz que llegaréis a la Gloria, la Gloria de la Resurrección.